La polla más bonita de España

 

Conocí a T. una tarde en algún chat de internet buscando un polvo rápido. No conseguí el polvo pero me puso la cam y pude descubrir un cuerpo perfecto y una polla inmensa, poderosa y también perfecta. No le vi la cara.

Durante los siguientes meses se repitieron las situaciones en las que él me ponía la cam sin ponerla yo. Buscando algo de conversación morbosa y con promesas de quedar algún día se masturbaba de forma espectacular. Siempre sin enseñar la cara. Quiero creer que su ciberexhibiscionismo era mayor que mi cibervoyeurismo o al menos me escudaré en una gran sensibilidad para apreciar las obras maestras. Entre historias de pajas en cines o supuestos encuentros fui sabiendo muy poquito de él: 20 años, hetero con novia, estudiante de fuera de Madrid…

Pero como todo lo que no avanza termina cansando di a T por imposible: un chico que no era capaz de llevar sus deseos por los hombres más allá de una pantalla de ordenador, un ciberpajillero, alguien con demasiado miedo.

Hasta que llamó a mi puerta no me creí que iba en serio aquello que dijo una tarde de quedar. Eso sí, con alguien más porque le daba miedo ir a casa de un desconocido. Aquella tarde de pajas a lo “hetero” me sirvió para comprobar en vivo lo que ya sospechaba: T. tenía la polla más bonita de España. También descubrí que era jodidamente guapo, tenía una sonrisa increíble y era bastante divertido.

Casi más sorprendente fue cuando, a la semana, T. me dijo de volver a quedar a solas. Y también me sorprendió cuando, al tiempo, nos dimos los teléfonos para que pudiera venir cuando estaba cerca de mi casa. Las pajas en el sofá con porno en la tele fueron evolucionando muy poco a poco. Primero se hicieron mutuas, luego se acompañaron con caricias por el cuerpo, luego con besos que al final llegaron a la boca… Fue como volver a descubrir el sexo con ventitantos.

A finales de un verano me dijo que se iba de Erasmus a Italia así que pensé que nunca más lo volvería a ver. Pero al acabar las navidades de ese año me mandó un mensaje diciendo que su avión para Italia salía al día siguiente temprano desde Madrid, que su novia aún no estaba allí y que si se podía quedar de buen rollo en mi casa. Aquella noche bebimos, nos reímos y por primera vez estuvimos juntos en una cama. También fue la primera vez que me dejó comerle el culo y la primera vez que me pidió que le follara. Se fue feliz por la mañana. Aún no sé su nombre.

 

Me he puesto a escribir esta historia recién levantado de la siesta y ahora que he terminado y la vuelvo a leer tengo dudas de si es real, ha sido un sueño o mitad y mitad

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Pin on Pinterest0

9 thoughts on “La polla más bonita de España

  1. nadie_ says:

    soy medio nuevo en el blog y aun no lo he leído entero. Pero, ¿hay alguna reflexión por ahí sobre la infidelidad?. Es decir, ¿nos quedamos con eso de “si yo no engaño no pasa nada si me lío con alguien que tiene novio/novia”?, ¿o tal vez hay algún grado de “responsabilidad” en tanto que colaborador necesario de una traición?, ¿es lo mismo que sea novio a que sea novia quien se lleva la cornamenta por nuestra obra y gracia?.

    Y por último, y por supuesto lo más básico: ¿qué principios éticos serían capaces de resistirse a la polla más bonita de España?.
    saludos.

  2. kolchalv says:

    el último párrafo me ha llamado la atención por lo parecido a veces con lo que siento con historias de este tipo…conoces a alguien de una forma poco ortodoxa, acabas por invitarle a casa, eso lleva al flirteo y al sexo premeditado…luego lo compartes con muy pocas personas o nadie y pierdes la noción de si en realidad algún día pasó

  3. Yo tengo sentimientos mixtos respecto a esa clase de situaciones. En la mayoría de los casos, no me he quedado del todo a gusto, con la vaga impresión de haber cedido a alguna clase de impulso vergonzoso. Sin embargo, en algunas ocasiones, me lo he pasado mucho mejor de lo que cabía esperar.

  4. A mi me gusta mucho. Hoy he estado dándole aspecto al mío (que me dió por hacerme uno; mariconerías mías) pero no he quedado del todo satisfecho, por eso estoy tan sensible con los temas jajaja

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *