La derecha vengativa: el acoso policial al orgullo

Y es que queridos niños, esa derecha tan bien vestida de traje y de liberales, en el fondo son los mismos rancios vengativos y rencorosos de siempre. Eso sí, vestidos con trajes y con estilo.

¿A qué viene esto? Pues al acoso policial sin precedentes que están sufriendo estas fiestas del orgullo gay 2011 de Madrid y por tanto todo el colectivo gay y todos los ciudadanos de Madrid que se consideran tolerantes y quieren participar en estas fiestas. Creo que este es mi 9º o  10º ogullo en Madrid, y NUNCA había visto tanta policía. Policía que pagamos todos los españoles y que por estar haciendo turnos un jueves a las 4am no hacen otras cosas mucho más necesarias.

¿Y a qué viene este acoso? Muy fácil. ¿Se acuerdan de cuando unos cuantos exaltados se dedicaron a cacerolear e increpar verbalmente a Gallardón en la puerta de su casa por no dejar la plaza de Chueca para las fiestas del orgullo? Pues esta es su fina venganza… “Me habéis jodido esta noche… pero yo, como buen ser resentido me voy a vengar, y eso es un plato que se sirve frío, y además tengo a toda la policía munipal a mi servicio y capricho”. Y en esas estamos, en una presencial policial exageradísima en las fiestas más pacíficas y cívicas que conozco. Poniendo multas absurdas y molestando.

Esto me recuerda muchísimo a la venganza resentida que ejerce aún todos los días del año Esperanza Aguirre con María, la dueña del Pepe Botella, un bar malasañero, que se negó a servirle un desayuno por fascista el día de unas elecciones. Desde ese día todos los servicios de la comunidad les hacen inspecciones casi dirarias, la policía les acosa buscando cualquier excusa para multarles. Podéis leer la historia completa y muy bien escrita en Café Pepe Botella: una anécdota de Malasaña.

Y que sepáis que esto pasa por votar a la derecha, o por no votar.

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Share on Google+0Pin on Pinterest0

2 thoughts on “La derecha vengativa: el acoso policial al orgullo

  1. La verdad es que la derecha de este país se ha radicalizado sobre todo desde que se cree con las próximas elecciones generales. Eso sí, se radicaliza a escondidas. O no tanto. Pero parece que la gente no quiere ver la realidad.
    Me alegro del llamamiento final al voto. Que mucha gente se cree que no vale para nada. Pero es lo más valioso que se puede tener en Democracia -nos guste más o menos es ésta la que tenemos-.
    Saludos!

  2. FLVM says:

    Que no te enteras. No son de derechas, sino “liberales”, y como me recordó en mi blog un reputado crítico andaluz especializado en música antigua (alguien tendría que analizar la estrecha relación entre cuerdas de tripa y pensamiento “liberal”), Esperanza Aguirre es una de las pocas figuras decente de la política en España. Gallardón, según él, está lamentablemente escorado hacia la falta progresía.

    Como dijo Marx (Groucho): que paren el mundo, que me bajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *