Guía de música clásica para maricas

¿Cómo? ¿Una guía de música clásica específica para maricas? ¿Es realmente necesario? Pues sí, por varios motivos específicos del colectivo gay:

  • No se puede seguir siendo bakala con 30 años
  • Fama, Operación triunfo y similares han hecho mucho daño con todas nuestras princesitas de 16 años queriendo ser cantantes y de paso lobotomizando sus gustos musicales
  • Entre de las posibles reconversiones de un marica al llegar a los 40 están volverse vigoréxico, oso o marica culta. Para esto es necesario tener algunos conocimientos de música clásica y ópera
  • Una forma como otra de ligar: no sabéis la de mozos guapos que acuden a conciertos de música clásica. Mucho más nivel que en cualquier concierto de la Gagá.

El primer tópico que hay que desterrar para aproximarse a la música clásica es que es una música para escuchar de fondo. Y no. ¿Acaso ponen música clásica en las películas porno? No. Ponen ambient, música new age de relax y cosas similares. La música clásica hay que escucharla prestando atención para que pueda llegar a emocionarnos.

¿Y qué tiene uno que saber sobre la música clásica? En realidad no es necesario saber nada para que llegue a gustar, sin embargo en un mundo dominado por música simplona, canciones con poca variedad melódica y rítmica es probable que uno no tenga el oído acostumbrado a todos los matices que nos puede ofrecer una buena obra. Por eso algunos conocimientos básicos y el contexto pueden ayudar a disfrutar más. Lo básico sería conocer un poco acerca de:

  • Periodos musicales: no es lo mismo una obra escrita a finales del renacimiento que una escrita durante la revolución rusa. De acuerdo al periodo al que pertenece la obra tendrá unas pautas diferentes. Conocerlas ayuda a saber qué podemos esperar de una obra.
  • Formas musicales: sin que sea estrictamente necesario, saber qué es una sonata, una sinfonía, un poema sinfónico, unas variaciones, etc… ayuda a conocer de qué va el asunto.
  • Interpretación musical: Al igual que la componer una obra es una creación su interpretación también lo es. Así una obra podrá gustar en una interpretación y no en otra. Las diferencias al principio pasaran desapercibidas pero a poco que uno escuche distintas versiones aprenderá a reconocer las diferencias (una versión más rápida, otra más lenta, destacar unos planos sonoros frente a otros, etc…).
  • Contexto de la composición: Que Beethoven estaba completamente sordo cuando escribió su 9ª sinfonía o que Lully trataba de impresionar al rey con sus ballets pueden parecer detalles irrelevantes, pero muchas veces nos harán escuchar la obra de otra manera.

Casi 500 palabras y aún no hemos puesto nada de música. Esto no puede ser. Vamos con ejemplos para lo comentado más arriba.

J.S.Bach: Concierto de Brandemburgo nº4 (III, Presto): Esta es la parte final de un concierto que escribió Johann Sebastian Bach, un compositor barroco alemán. Como es barroco podemos distinguir el clave (ese instrumento que parece un piano antiguo y que suena metálico) marcando el bajo continuo, o sea, marcando el ritmo de la obra y guiando al resto de músicos (cosa que una vez pasado el barroco se desterró y curiosamente hoy lo hace el bajo eléctrico en casi todos los grupos de rock y pop).

F. Schubert: Cuarteto “La muerte y la doncella” (I, Allegro): Ahora escuchamos el comienzo de un cuarteto de Franz Schubert, un compositor romántico. Frente a la obra de Bach que puede parecer un simple ejercicio de melodías encadenadas, este cuarteto nos transmite una idea muy poderosa y muy romántica: la muerte. Schubert estaba ya enfermo de sífilis y sabía que se iba a morir cuando lo compuso (ya es mala suerte que para una única vez que se fue de putas el pobre hombre…). Además frente a la obra anterior no solo encontramos una diferencia en el periodo en que se compuso sino tambien una gran diferencia formal: la obra de Bach era para una pequeña orquesta y esta de Schubert es un cuarteto de cuerda (dos violines, viola y violonchelo).

Como ejemplo de dos interpretaciones diferentes de la misma obra vamos a utilizar la música que compuso Henry Purcell (otro compositor barroco pero en este caso inglés) para el funeral de la reina Mary II. No sabemos si Purcell estaba enamorado de la reina y tal era su desesperación ante su muerte que compuso una de las músicas más bellas de la historia o que simplemente era un grandísimo profesional. Escuchemos dos versiones diferentes:

La primera versión suena mucho más contundente: más instrumentos, más volumen, más fuerza. La segunda versión es por contra más intimista, más recogida, más lacónica. ¿Cual es mejor? Pues eso va ya en el gusto de cada cual. Una de las cosas más maravillosas de descubrir la música clásica es ir desarrollando un gusto propio por unos autores o por otros y por un tipo de interpretaciones u otras.
Y aquí lo vamos a dejar por hoy. Solo tres obritas para ir abriendo boca. Si hay interés (y para eso podéis usar los comentarios) iremos publicando más entregas en las que alternaremos una guía por los diferentes periodos con una guía de formas musicales.

PD: Si has reconocido la obra de Purcell como la música que suena con sintetizadores al comienzo de la Naranja mecánica has ganado un frikipunto.

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Share on Google+0Pin on Pinterest0

6 thoughts on “Guía de música clásica para maricas

  1. paucazorla says:

    No soy muy de música clásica, pero he leído con gran interés el post. Nunca está de más tener unas nociones básicas de cosas así. Gracias.

  2. Ronnie says:

    Hermoso post. Si, hay que escuchar música de todo tipo y también música clásica (o culta, como también le dicen, ya que clásico también es un período, no es mi intención corregirte).
    Lindos ejemplos. Una forma que encontré para que los que dicen que odian la ‘música clásica’ es usar Cuadros de una exposición y explicar cada uno de los cuadros y como el compositor se las arregló para sugerir las imágenes (Orquestación de Ravel, creo que piano solo no es la mejor idea para un no conocedor).
    Te agradezco el post y espero que sigas con el tema.

    Ronnie

  3. A mí las Danzas Polovtsianas siempre me han evocado una partida campestre de manfloritas.
    Y el Aria de la Reina de la Noche corresponde, claramente, al éxtasis de un pasivo.

    Apoyo tu nueva iniciativa.

  4. Lancaster says:

    Que en el porno no ponen música clásica? Pesacdores de perlas y Tristán e Isolda (por lo menos) en “The Jan Dvorak Story; y Bach y Donizetti en films de Lukas Kazan…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *