De pulgadas y centímetros

Cada vez que leo un medio de comunicación español una cifra pulgadas me sangran los ojos. Y si lo escucho me sangran los oídos. ¿Por qué? Principalmente porque la pulgada es una unidad de medida anglosajona y estamos en España, cojostio. Y no es una cuestión de nacionalismo absurdo… es que en España nadie sabe lo que mide una pulgada. Bueno, no solo nosotros no lo sabemos… es que los únicos cuatro benditos países del mundo que usan las pulgadas de forma oficial son Reino Unido, EE.UU., Birmania y Liberia.

Por si fuera poco, la pulgada, al estar incluida en el sistema imperial de medidas es un sin vivir para las conversiones:

1 pie= 12 pulgadas
1 yarda= 3 pies= 36 pulgadas
1 braza= 2 yardas= 72 pulgadas
1 cadena= 22 yardas= 792 pulgadas
1 furlong= 10 cadenas= 7920 pulgadas
1 milla= 8 furlongs= 63 360 pulgadas
1 legua= 3 millas= 190 080 pulgadas

Comparen multiplicar o dividir por 12, 36, 72, 22, 8 o 63.360 con multiplicar o dividir por 10, 100, 1000, 1000, etc… Si los franceses estos sabían bien lo que hacían cuando adoptaron el sistema métrico decimal.

Vale que la pulgada tiene un aspecto molón porque es una unidad de medida antropomórfica. Esto es que equivale a la longitud de la primera falange del pulgar. Yo siempre me imagino a los lords ingleses midiendo las cosas poniendo su pulgar una vez tras otro sobre la longitud a medir. Pero esto también tiene sus problemas. No es lo mismo el pulgar de un repartidor de pizza que el de un jugador de baloncesto. Así, por ejemplo, durante muchos años la pulgada española eran 2,322 centímetros y la británica 2,54. Como nosotros ya no queremos las pulgadas hemos dejado que ellos ganen y la suya sea la estándar.

El horroroso sistema imperial no solo tiene medidas de longitud. También tienen de superficie (que ojo, hábilmente no todas son cuadrados de las longitudes, para qué) como el rood, el acre o la milla cuadrada. Lo del volumen es mucho más divertido porque además de tener usar estúpidamente medidas diferentes para líquidos, sólidos y áridos (WTF?) los valores son diferentes en el Reino Unido y EE.UU. Un ejemplo: una pinta americana para áridos son 550,61ml., una pinta americana para líquidos son 473,176ml. y una pinta inglesa para líquidos 568,26ml. Lo de las unidades de masa (o más bien peso, porque esta gente no sabe ni lo que es la masa) es más de locos aún. No merece la pena ni el esfuerzo para entenderlo, baste esta imagen sacada de la wikipedia:

Unidades de masa inglesas

Unidades de masa inglesas

Afortunadamente ni las onzas ni las pintas ni yardas se han introducido en nuestros medios de comunicación. Eso solo pasa con las malditas pulgadas. ¿Y quienes son los culpables de este despropósito? Claramente dos: los fabricantes de televisones que decidieron no traducir para los mercados no anglosajones las medidas de sus pantallas y los periodistas encargados de tecnología que no saben matemáticas.

Espera… ¿cómo que los periodistas tecnológicos no saben matemáticas? Pues sí, porque parece ser que cuando ellos leían en una nota de prensa o en las especificaciones de un fabricante que una televisión era de 42 pulgadas eran incapaces de comprender qué era aquello. Si las televisiones son rectangulares… tienes dos medidas, así que eso de las pulgadas debería de ser algún tipo de medida nueva y absoluta que medía la grandeza de las pantallas.

Como los rectángulos de las televisiones tienen una proporción constante (16:9) no es necesario que nos den la medida de los dos lados para conocer las dimensiones. Decir que una tele tiene 100 cms de largo y 56cms de alto puede sonar muy largo, así que los fabricantes especifican solo la diagonal del rectángulo. Unas nociones de matemáticas básicas (sexto de primaria) bastan para entender cuáles son las dimensiones reales de una pantalla y saber si cabe o no en el salón.

triangulo

Si el triángulo de arriba representa la mitad de la tele y conocemos h (la diagonal que nos da el fabricante) y queremos conocer a y b solo tenemos que plantear un sistema de dos ecuaciones muy simples: el teoremas de Pitágoras y la proporción entre b y a:

CodeCogsEqn

Y ya tenemos resuelto nuestro triángulo/tele. Así una televisión de 42 pulgadas tendrá 20’6 pulgadas de alto y 36’6 de ancho. O lo que en centímetros normales de toda la vida viene siendo 52’3 centímetros de alto y 92’6 centímetros de largo.

Para finalizar y como este post ha quedado demasiado heterosexual les adjuntamos para su conveniencia la tabla con la conversión de pulgadas a centímetros que más interesa a los maricas:

5.5″= 13’97 centímetros
6″= 15’24 centímetros
6.5″= 16’51 centímetros
7″= 17’78 centímetros
7.5″= 19’05 centímetros
8″= 20’32 centímetros
8.5″= 21.59 centímetros
9″= 22’86 centímetros
9.5″= 24’13 centímetros
10″= 25.4 centímetros

 

 

 

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

7 thoughts on “De pulgadas y centímetros

  1. Muy bonito… yo aquí hablando de cosas serias y vosotros os dedicáis a hablar solo de pollas grandes. Ayyyy, siempre igual xDD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *