El huerto urbano de Sol: metáfora de un movimiento

Huerto urbano en Sol

Para mi esta imagen del huerto urbano que han montado los del #15m, #spanishrevolution, #acampadasol, #democraciarealya o como los quieran llamar resume perfectamente lo peor de este movimiento.

¿De verdad creen que tiene alguna utlidad un huerto con 2 lechugas, 7 tomates y 2 calabacines?. Con 3.000 personas instaladas en Sol, y picos de 40.000 personas, es evidente que no van a poder compartirla entre todos y de poco va a servir. Las hortalizas se cultivan en zonas agrícolas y las personas viven en las ciudades por un motivo: es infinitamente más eficiente y rentable. Quitar las flores de la Puerta del Sol y plantar un huerto es algo que demuestra una de las carácterísticas del movimiento: una inocencia terrible.

Alguien podrá argumentar que montar un huerto urbano es un gesto simbólico contra la industrialización, la modernización, la ciudad o cualquier otra mentecatez y a favor de la concienciación social, el ecologísmo, el consumo responsable o cualquier otra cosa que queda muy bien de cara a la galería. Éste es otro de los grandes problemas del movimiento: demasiados símbolos y actos de cara a la galería pero poca acción. Mucho protestar pero poco proponer alternativas.

Al mirar la foto, nos llama la atención una cosas: la cutrez, la poca profesionalidad. Perfecto que las cosas hechas a mano e improvisadas son muy bonitas. Pero si planteas montar un campamento estable no puedes andar almacenando alimentos pedecederos a pleno sol con 30 grados, no puedes andar encendiendo fogones junto a bombonas de butano, y no puedes delegar la atención sanitaria en unos estudiantes de medicina. Todo esto lo ha resumido mucho mejor que yo El Teleoperador en su twitter. Las cosas hay que hacerlas bien joder.

Finalmente el concepto de huerto urbano destila un tufillo de “sano” muy en consonancia con otras cosas que se ven por la acampada: acupuntura, reiki, homeopatía, conspiranoicos con las estelas de vapor de los aviones, biodanza y demás tonterías pseudocientificas. Y posiblemente esto sea lo que más me fastidia de todo esto. Un movimiento que surgió en la red, por gente a la que admiro y respeto bastante, gente inteligente, cientifica y práctica ha sido en cierto modo usurpado por mucho asambleario profesional con cierta tendencia al peor de los perroflautismos.

En fin, una pena, porque como protesta ha sido algo cojonudo.

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook45Share on Google+0Pin on Pinterest0

10 thoughts on “El huerto urbano de Sol: metáfora de un movimiento

  1. Roger says:

    Pues yo lo veo más como una posible “vida nueva” dentro de la ciudad y de todo lo que simboliza (politica, bancos…). Aparte, la huelga no ha sido, és y será, ya que que ahora no se hable no quiere decir que el pueblo no hable! Que los medios no són el pueblo! los medios són el “coco”. La revolución está ahí, sinó ya se verá para las generales o de forma espontánea…

    Es gente más creativa… no tanto numeros, el huerto es una metafora, y muy bueno por cierto…!

    Democracia Real YA! (Ahora más que antes!!!)

  2. Alexandra says:

    El huerto no es una metafora. El huerto es una estupidez, se han apropiado( y destrozado) algo que era de todos, por hacerse los guay. Vamos que lo próximo será la independencia de Sol.

    Ojalá todo vuelva a ser como al principio

  3. Raul says:

    Perdona bonito, pero las lechugas del huerto no son para compartir entre 40.000. Se reparten en igualdad entre las performances de las embarazadas y los ensayos de ovejas

  4. Fred says:

    Olé por su respeto a la ciudad y al mobiliario urbano! Venga, que cada uno arranque lo que le parezca bien y ponga lo que le guste. Yo ya he arrancado una farola y la he sustituido por una cucaña con jamones, que queda así como más rural.

  5. madrileño says:

    Ya están los tontos perroflautas haciendo daño al movimiento, al igual que muchas de las tonterías que hacen a lo largo del día. El movimiento sólo se salvaba a partir de las 20:00 horas, que es cuando llegaba la mayoría de la gente normal y de todo tipo a protestar contra el sistema político instaurado, no a promover ideales concretos y perrofláuticos hippies…

  6. Alberto says:

    ¡Qué pragmático!
    Lo realmente práctico no sería criticar que ahora crezcan 2 lechugas y 7 tomates donde antes había flores porque nadie es tan idiota, por muchos porros que fume, de pensar que eso alimentará a más de 3 personas; sin embargo, estaremos todos de acuerdo en que las flores tampoco lo hacían y ahora se reparten diariamente desayunos comidas y cenas a los acampados. A partir de aquí podemos empezar a pensar en qué se le ha pasado por la cabeza a alguien para llevar a cabo este cambio.
    Es bastante evidente que es un cambio simbólico y decir que lo simbólico no es práctico a una semana de unas elecciones es muy torpe. Sal sino a preguntar los motivos por los que la gente ha votado lo que ha votado y verás que nadie es capaz de darte 3 razones que aparezcan en un proyecto electoral de ningún partido. En tu inocencia, te sorprenderás al oír las razones viscerales y humanas que han movido a esta gente a votar o no y que, ¡Dios mío!, mueven la mayoría de sus actos.

    En cuanto a las demás “tonterías pseudocientíficas”… Bueno, ¿qué es la ciencia? Hasta donde yo recuerdo no se trata de ninguna revelación de nada superior a nosotros, es simplemente parte de nosotros; y nos encanta equivocarnos. Así que, por qué íbamos a deslegitimar otras formas de “ciencia” que, precisamente, se caracterizan por tener una visión más integral del ser humano en su contexto (algo que, estaremos todos de acuerdo, nos hace bastante falta o, como poco, nos hace más felices).
    Lo limitado siempre ha sido limitarse, pero si todavía hay quien quiere sacar a estas personas del pozo de ignorancia en el que viven que baje a Sol y participe de sus “tonterías”. Todos ellos conocen las vacunas, los transgénicos y las nucleares y han decidido quedarse al margen de este tipo de desarrollo pero vosotros, seres lógicos y cerebrales, habéis decidido (¿conscientes?) que esta es la evolución que preferís (y que, hay que aclarar, nos ha llevado a un nivel de calidad de vida inimaginable y tiene infinitos puntos a su favor pero que no debe estar libre de ser cuestionado ni debería impedir la convivencia con otras formas de entender el mundo.)
    En cualquier caso, en mi opinión, este tipo de artículos ralentizan mucho nuestra capacidad de evolucionar y demuestran que mucha gente se ha quedado en la forma y no ha sentido el mensaje que hay y que va más allá de lo político hacia conceptos más inclusivos y más humanos.
    (También es verdad que es interesante que alguien haga algo tan simbólico como escribir desde lo más agrio de nuestras mentes.)

  7. ana says:

    Como protesta no ha sido algo cojonudo: lo está siendo.

    No te quedes en este tipo de cuestiones anecdóticas. Lo importante es el fondo del movimiento.

    No se trata de una cosa de un día para otro. Si no hay propuestas bien definidas es porque hay que elaborarlas, y hay que hacerlo bien. Lo que se hizo estos días fue sólo prender la llama, despertar a la gente. Es ahora cuando empieza el debate.

  8. pastosete says:

    Para ser el primer movimiento ciudadano de nuestra generación, que vive la política como un Real Madrid-Bar?a. Podías haber escrito algo positivo 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *