¿Qué tiene Julio Iglesias? Un polvazo

Un polvazo. Esa es la conclusión a la que he llegado tras un detenido análisis. Vayamos por partes.

¿A qué viene que me ponga yo a analizar a Julio Iglesias un viernes a la hora del café? Mis paranoias me llevan a sentir admiración por los ídolos del pasado y así acabo poniendo un video suyo, otro, otro y quedo enganchado a su magnetismo y, sobre todo, a su público. El público de un concierto de Julio Iglesias, en su mayoría femenino, ruge con él, salta, baila, se contornea sin parar. Señoras en sus 40 y sus 50 muestran una lascivia que sus maridos jamás verán. ¿Por qué?

Porque Julio Iglesias tiene un polvazo. Pero no un polvazo en el sentido de que están tremendamente bueno. No. Julio Iglesias no es especialmente guapo, y tiene un cuerpo más bien normalito. Lo que Julio Iglesias tiene es una cara y una actitud de echar polvazos. Es un follaca. Es el follaca. Y con esa sonrisa picarona deja claro que le gustan las mujeres. Todas las mujeres. No le hace feos a ninguna. A todas se las follaría con igual pasión y entrega, y con todas disfrutaría. No importa si son feas, gordas, viejas. Da igual. Julio las ama a todas y se las follaría a todas como si fuera su último polvo.

Y ahí está esa señora cincuentona, de apariencia normal y con un matrimonio aburrido que ve a Julio Iglesias sonreir y se imagina que es posible. Que si se diera la circunstancia y se cruzaran en la vida Julio podría echarle un polvazo.

Julio las pone cachondas con su mirada, con su risa tonta, con sus movimientos de borracho de bar junto antes de llevárselas a la cama.

(Si os fijáis en este vídeo veréis que aunque salen muchas tías buenas, Julio baila con las viejas, con las gordas. Fijaos en su sonrisa. A todas. Se las folla a todas.)

¡Pero qué grande es el cabrón de Julio Iglesias!

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook6Share on Google+1Pin on Pinterest0

9 thoughts on “¿Qué tiene Julio Iglesias? Un polvazo

  1. Jsinalbornoz says:

    Yo declararía amor eterno a Enrique
    …y no haría ascos a Julio José un sábado a las 2 de la mañana

  2. Willy says:

    Pues a las feas, gordas y viejas les pondrá cachondas este señor, pero a mi me da grimilla…

  3. Sempronius says:

    No solo eso querido Pastoso. Nuestro común amigo y nunca bien ponderado Fulano de Tal, que por cierto, me agrada mil que lo mencione un post por debajo, dilucidó las follarinescas dotes de Don Julio, ejemplar que recibió la machada sementaloide de alguien que aparte de tirarse a unas cuantas, estuvo tocando coños propios y ajenos durante toda su vida. Me refiero a, como buen conocedor sabrá, al entrañable pichabrava el Dr. Iglesias Puga. Que los clementes dioses, sobre todo Priapo, guarden en su gloria…

    Con ese maestro, menudo alumno iba a tener. Julio seguro que follaba antes de andar, al igual que hoy les salen las ubres antes que los dientes a las niñas. Pero Julio hizo más que de la coyunda un estilo que hipnotizaba a las féminas preclimatéricas. Julio es el creador de la “metafollada”, junto a la gran Rocío Jurado. Solo Julio podía espetarle a Miguel Boyer por todo el espectro radioeléctrico desde Cadena Dial a Radio Pyongyang, que él antes se hubo tirado a la Preysler en aquel himno recordado por una letra que lejos de tranquilizar, turba como la turgencia de la juventud en plena ebullición. Ella dice así:

    “Fuiste mía,
    sólo mía,
    mía, mía,
    cuando tu vientre era aún
    una colina cerrada.

    Lo mejor de tu vida
    me lo he llevado yo,
    lo mejor de tu vida
    lo he disfrutado yo.

    Tu experiencia primera,
    el despertar de tu carne,
    tu inocencia salvaje,
    me la he bebido yo,
    me la he bebido yo”

    Lo que en otras palabras viene a decir:

    “Jódete Miguel que le planté el nabo en el monte, desvirgué y me follé a la china antes que tú y antes de que llegara Porcelanosa para que le pagara el lifting…”

    Pero Julio va más allá, ya que por esa regla de tres, y mientras Chabeli no diga nada, en la letra de la canción “De niña a mujer” también hace ademán de beneficiarsela mentalmente…No se engañe querido Pastoso, Julio es más que un follarín, es un satán de verga florida, siempre presto y dispuesto a regar, que ha filosofado en modo canoro su arte, haciendo de ello su estilo vida.

  4. Niketkynes says:

    Lo que viene a ser un sincri (sin criterio) de toda la vida. Y lo fuerte es que la gente lo toma como algo negativo, pobres paletos… ¿Quién no quisiera tener el liston en el inframundo y disfrutar de practicamente cualquier hoyo/pepino con patas? ¡Viva Julio, vivan los sincris!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *