Discreción, colegueo y buen rollo

Discreción, colegueo y buen rollo son expresiones que se utilizan en las redes sociales de ligoteo marica de manera casi exclusiva. Jamás se escuchará en una discoteca preguntar a alguien “¿eres discreto?” o “vente a mi casa de colegueo”. Son fórmulas mágicas con significados preestablecidos. ¿Pero qué quieren decir realmente? Del 0 al 100, ¿cómo de absurdas son?

Discreción

Se utiliza en varias expresiones. Están los que aseguran que “son discretos”, que viene a significar que “no tienen pluma” o más bien a creer que no tienen pluma, porque en la realidad el 90% de sus amigos ya saben que come pollas en la intimidad. Suele ir asociada con la plumofobia generada normalmente por una aversión a la propia pluma que se niegan a reconocer.

Luego están los que “buscan discreción”. ¿Qué es “buscar discreción”? ¿no saludarlo por la calle cuando vaya con sus amigos? ¿pero no era  tan hetero que no se le notaba nada su “problemilla”? ¿O es más rollo de no contárselo a nadie? Se imaginarán, claro, que después de darles rabo su amante va a ir dejando cartas por los buzones de los vecinos diciendo que el del 2ºB es marica…

Pero el colmo de la absurdez es la frase “doy y pido discreción” o su versión fuerte “doy  y exijo discreción”. ¿Cómo se da la discreción? ¿Es como un hechizo del Final Fantasy que se puede entregar a una persona? Independientemente de la estupidez de la frase, está tan vista que ya cansa así que desde aquí proponemos a todos esos discretos una serie de fórmulas alternativas:

  • “Follemos con discreción”
  •  “Nos podremos comer las pollas en mi casa pero no en la calle”
  • “No me saludes luego en la sauna”
  • “Estoy tan atormentado con mi condición sexual que solo puedo follar con gente igual de miserable que yo”

 

Colegueo y buen rollo

Para entender por dónde pueden ir los tiros con el “colegueo” es necesario buscar la etimología de este cultismo (por muy choni y de la calle que suene, lo es). Colega viene del latín collēga (misma raíz que collegĭum) y significa “Compañero en un colegio, iglesia, corporación o ejercicio.” Pues eso, puro morbo de colegiales, curas y monaguillos y militronchos. Pura fantasía de “somos amigos, dos hombres juntos, NO SOMOS MARICAS pero las circustancias nos empujan a follar”.

El tema del “buen rollo” (otra expresión muy noventera) es casi decorativo porque… ¿alguien folla de “mal rollo”? ¿O quizá significa que en vez de ser un “aquí te pillo aquí te follo” se busca un poquito de charla previa quizá regada con unas cervecitas? En ese caso completamente a favor de las birras previas.

Hetero curioso

Esta expresión se lleva el premio de la absurdez. Porque un tío que se lía con tíos no es hetero. Nunca, bajo ninguna circustancia. Y lo de curioso… joder, uno puede tener curiosidad por algo antes de haberlo hecho… pero cabrón, llevas 2 años en Grindr diciendo que eres “curioso” ¿no habrás saciado ya tu curiosidad inicial y lo que pasa es que te gusta más una polla que la mierda a las moscas? De nuevo caraduras que intentan explotar el morbo de “no somos maricas sino hombres solos obligados por las circustancias”.

Encuadrado en este morbo está también otra palabra muy noventera: “piva”, vista en expresiones como “hetero con piva”, “tengo piva”, “mazo discreción porque tengo piva”, etc… Pura falsedad y engaño nacidas de la falta de aceptación.

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

3 thoughts on “Discreción, colegueo y buen rollo

  1. Alfonso I. says:

    Me gusta tu opción de colegueo, que bueno que has estado activo publicando estas semanas, ya extrañaba eso.

  2. Lusqui says:

    La foto es del cortometraje de “Los amigos rotos” que está en Youtube. Os lo recomiendo, es muy muy bueno 🙂

  3. Achirripún says:

    Cuando leo tu blog, termino con el culo abierto. Y si no tengo a nadie que me lo rellene pa qué.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *