Olores

Hay quien dice (o soy yo el que a veces lo dice) que lo malo de las grandes ciudades es que las pizzas llegan frías. Otros (o quizá yo también), es que las ciudades huelen demasiado a pizzas industriales, y no se huele el orégano en las calles, o los jazmines.

Foto de danielCRUZmartinez

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *