Carta de un marica librepensador a un cristiano

Querido cristiano desconocido,

Permíteme empezar diciendo que respeto profundamente tu derecho a creer en el dios cristiano en cualquiera de sus versiones (católico, protestante, evangelista, etc…). Todo el mundo tiene derecho a creer en su libro de ficción favorito, faltaría más. Además comprendo perfectamente tu caso específico. El ser humano ha necesitado siempre suplir con creencias mágicas las explicaciones de fenómenos como la vida y la muerte que aún no estaban a su alcance. También entiendo que en pleno siglo XXI te niegues a aceptar las respuestas que da la ciencia. Por un lado el pensamiento crítico no está al alcance de todos y por otro el adoctrinamiento cristiano siempre ha sido terriblemente eficaz: desde pequeñitos, en la escuela, como un taladro. Ríete tú de de las pobres ténicas de propaganda de Goebbels o de las dictaturas comunistas. ¿Nunca te has preguntado por qué eres cristiano? ¿Quizás porque naciste en un país de tradición cristiana en una familia cristiana que te introdujo de pequeño en ese mundillo? ¿No piensas que de haber nacido en Arabia Saudí ahora serías musulmán?. Da igual, olvidemos el tema. Aceptemos que eres cristiano y punto.

Te dije antes que respeto que creas en lo que te de la gana, como si quieres creerte que porque naciste a finales de febrero y una señora en la tele dice que Saturno y Orión se miran con deseo tú vas a encontrar al amor de tu vida esta semana. Es tu vida. Haz lo que quieras. Lo que ya no puedo respetar es que utilices estas creencias para promover el odio y la discriminación contra los demás. En este caso concreto me voy a centrar en el odio hacia mi persona, un marica corriente. Puede que tú en concreto no odies a los maricas ni promuevas su discriminación, pero tu Iglesia, esa a la que sigues fielmente, esa a la que contribuyes religiosamente, sí lo hace. Eso no tiene mucho sentido, ¿verdad? Es como si yo digo que no odio a los negros pero voto al Ku Kux Klan. Yo en mi caso tendría dos opciones, o cambiarme de partido por uno que no queme a los negros o decirle a los de mi partido: “oye, ¿de qué coño vais quemando negros? Eso no está bien… o cambiáis o me largo”.

Sé que hacerte cambiar de idea acerca de tus creencias religiosas es casi imposible y ni siquiera lo voy a intentar. De lo que voy a tratar de convencerte en esta carta es de que tu Iglesia (y puede que tú también) anda muy confundida en este odio irracional, en sus intentos de promover la discriminación y en sus prioridades.

Empecemos por el final, por las prioridades, porque es algo que me choca bastante. Entiendo (y corrígeme si me equivoco) que toda la base de vuestras creencias es la biblia. Bien, yo, sin ser cristiano, me la he leído un par de veces y te puedo decir que las prioridades del cristianismo, según la biblia son cosas como el amor, la misericordia, compartir, la justicia, el perdón, la paz, etc… Como entiendo que no te fíes de mí porque no soy de los tuyos te voy a dar datos concretos. Esta es una representación gráfica de las palabras que más aparecen en la biblia (más grande, más veces aparece):

biblia

Por si eres de esos que dicen que lo que de verdad importa de la biblia es el nuevo testamento, aquí tienes las palabras del nuevo testamento:

nt

¿Ves por algún lugar las palabras mariquitas, homosexuales, invertidos, afeminados o monfloritas? ¿Contra natura acaso? ¿Verdad que no? Ya te lo digo yo: no están. Y no están porque su presencia en la biblia es tan pequeña que es irrelevante. No son sus prioridades. Vete a los diez mandamientos: amar a dios, respetar a dios, respetar las fiestas, a tu padre y a tu madre, no matar, ser fiel, no robar, no mentir, no tener pensamientos impuros y no codiciar. ¿Hemos visto a la Iglesia manifestarse por el amor? ¿Por el respeto a nuestros mayores? ¿Contra las grandes multinacionales que matan de hambre a millones de personas? ¿Contra el robo? ¿Contra los políticos que mienten al pueblo? ¿Contra el adulterio? ¿Contra la codicia de la banca? Pues no, oye. La Iglesia solo ha sacado a sus fieles a manifestarse por todo el país contra los maricones y contra el aborto. Y no me vengas que esas manifestaciones eran en defensa de la familia y de la vida, porque no. Cuando defiendes un único modelo de familia (inventado por cierto, porque las familias de la biblia eran de hombres mayores que compraban esposas, las mataban a parir y se compraban otra) estás atacando a todos los demás. Porque ojo, en esas manifestaciones y declaraciones no se dice “las familias cristianas debemos estar formadas por un padre una madre y muchos churumbeles”, no, se insta a los poderes públicos a que prohíban el matrimonio homosexual, que además es una cosa civil que no tiene nada que ver con ellos. Y sobre lo de la defensa de la vida me lo creeré cuando el lema de esas manifestaciones incluya la lucha contra la pena de muerte en EE.UU., contra las muertes causadas por el hambre en el mundo y cosas similares.

En resumen, resulta que a la Iglesia lo que más le importa es que no se puedan casar los maricones, que no se usen condones (ya me dirás tú lo que pensaba Jesús de cosas que ni existían) y que las mujeres no aborten.  Chico, yo si fuera cristiano de verdad me pensaría muy seriamente si quiero seguir en esa Iglesia.

Supongamos que hasta aquí estás de acuerdo conmigo: la Iglesia tiene confundidas sus prioridades y se centra en cosas bastante irrelevantes en vez de en defender los verdaderos valores cristianos. Me podrás decir que aún estando equivocados en las prioridades, el cristianismo sigue teniendo que censurar la homosexualidad porque así lo dice la biblia. Pues toca ponernos técnicos y ver qué dice la biblia.

Efectivamente la biblia dice en el Levítico 18:22 “No te echarás con varón como con mujer; es abominación.” Teniendo en cuenta que eso se lo decía Jehová a Moisés podemos entender que lo de que un hombre se acueste con un hombre es una abominación y como los homosexuales hacen esas cosas, los homosexuales hacen cosas abominables. Vale. Lo acepto. Pero con condiciones. Si vas a interpretar la biblia, concretamente el levítico, al pie de la letra no lo hagas solo con ese versículo concreto y hazlo con todo. Cojamos por ejemplo del capítulo 11 el versículo 12 “Pero todos los que no tienen aletas ni escamas en el mar y en los ríos, así de todo lo que se mueve como de toda cosa viviente que está en las aguas, los tendréis en abominación.” O sea, que un hombre se acueste con un hombre es exactamente lo mismo que comerse una gamba o una cigala. ¡Y vaya lo que le gustan las cigalas a los obispos!

Sí, ya sé lo que me vas a decir: que el antiguo testamento es especialito y no se puede interpretar al pie de la letra. Pues me quitas un gran peso de encima porque en el capítulo 20 dice “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.” Ya me veía a ejércitos de cristianos matando maricones. Bueno, no solo maricones porque el Levítico no deja títere con cabeza y tendríais que ir matando a adúlteros, abuelos que le han cambiado los pañales a sus nietas o hijos que maldicen a sus padres.

Entonces estamos de acuerdo en que el antiguo testamento no se puede interpretar al pie de la letra, que tú no eres integrista, que esos son los musulmanes con su libro equivalente al vuestro y esos son muy malos. Vale, dejemos el antiguo testamento que aunque forma parte de vuestra biblia no hay que hacerle del todo caso y centrémonos en el nuevo.

La primera referencia al la homosexualidad en el nuevo testamento la encontramos en la primera epístola de Pablo de Tarso a los romanos. Aquí Pablo reparte cera para todos y, esta vez, para que no digan que la biblia es machista, incluye a las lesbianas:

Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,  y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío..

Ah, pájaro, condenar la homosexualidad usando estos dos versículos es jugar suciamente a la descontextualización. Si lees los versículos anteriores verás que lo que Pablo estaba haciendo era describir algunas costumbres del imperio romano. En concreto el pecado que les atribuye a los ciudadanos romanos es idolatrar al hombre por encima de dios (“pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios“). Y sí, en la antigua Roma había relaciones homosexuales. ¿Eran vergonzosas? Pues hombre, teniendo en cuenta que aún no estaba aprobado el matrimonio homosexual eran por lo menos adúlteras en muchos casos. Y bueno, la gente en general siempre es vergonzosa con el sexo. En conclusión, aquí ni se condena la homosexualidad ni se dice que sea pecado.

Siguiente y última referencia a la homosexualidad en el nuevo testamento: de nuevo nuestro amigo Pablo, esta vez dirigiéndose a los corintios en su primera espístola capítulo 6 versículos 9 y 10:

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

Ni los afeminados, ni los que se echan con varones” Cuanta vuelta para decir una sola cosa, ¿no? Vamos a mirar otras traducciones: “ni los afeminados, ni los homosexuales“. Aquí algo huele a chamusquina, vamos a buscar la fuente original mejor, el griego clásico. ¡Anda! En el original no usa dos palabras “afeminados+homosexuales” sino una sola: ἀρσενοκοίτης ¿No será que el traductor quiso explicar bien lo que él entendía? ¿Qué significa arsenokoitēs (que es la trasliteración latina)? Pues viene de la unión de ἄῤῥην y ἄρσην que significan respectivamente macho y cama (con connotaciones sexuales). Lo curioso de esto es que no hay una sola referencia escrita de la palabra arsenokoitēs para referirse a los homosexuales. En griego se usaba androkoitēs. ¿Y para qué se usaba la palabra arsenokoitēs? Pues es una palabra rara de cojones y solo la encontramos usada en el año 35 por el filosofo Filón. ¿Y para qué la usa? Para referirse a la prostitución sagrada. ¡Uy, sorpresa!… protitución sagrada…¿Y qué diablos es eso? Pues es una práctica muy antigua que se daba en la ciudad de Coritio. Anda, pues tiene lógica que Pablo le hable de eso a los conrintios, ¿no? ¿Pero en qué consistía exactamente? Tienes toda la información aquí pero te hago un resumen:

“En su forma de Ishtar, la diosa de la cultura sumeria se convierte en la diosa de la belleza y la sensualidad babilónica, a la que agradaban los actos de amor carnal y que para asegurar su veneración y culto se consagraban vírgenes al servicio del templo, dedicándolas a la prostitución sagrada, es decir a la prostitución selectiva y puntual, cuyo provento se dedicaba exclusivamente al servicio del templo […] Igualmente se dice que cada adolescente debe consagrar su primer acto sexual a la diosa y que este acto debe ser efectuado dentro del templo en la forma de un rito, similar al de las sacerdotisas regulares del templo.”

¡Toma ya! Pablo no estaba condenado a los mariquitas sino un tipo de prostitución en nombre de un dios… ¡Madre mía! Además, leyendo la parte esa de los adolescentes que tenían que tener sexo con las sacerdotisas… y ahora que solo hay sacerdotes… pues igual la traducción por “afeminados+homosexuales” no fue del todo inconsciente y se trataba de ocultar algo… que ya sabemos que la Iglesia ha hecho y ha ocultado.

Vaya, menuda chapa te he dado. Yo que quería ser breve. En fin, espero que si has llegado hasta aquí te replantees al menos ese odio a los homosexuales y si crees que los representantes de la Iglesia a la que sigues están obrando bien.

Atentamente, pastoso

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

9 thoughts on “Carta de un marica librepensador a un cristiano

  1. Muy buena entrada, Pastoso. Recientemente estoy leyendo varios libros sobre las malinterpretaciones de la Biblia (o interpretaciones interesadas) y reconozco que tu entrada me ha gustado. Sigue así, campeón.

  2. D´Antarel says:

    ¿Podría publicar tu artículo en mi blog? Me encanta y me gustaría poder hacerlo…si no te incomoda, claro.

  3. Muchas gracias Harry.

    D’Antarel, por supuesto que puedes publicarla. Simplemente acuérdate de incluir la autoría y un link al original. Y gracias también 🙂

  4. Bueno, Pastoso. Enhorabuena por el esfuerzo y la documentación.

    Sobre memes la verdad es que es difícil argumentar. Tampoco crees en Satanáusea, y no ves cuarto milenio, Pastoso.

    Tal vez te interesen los chicos de Crismhom, en Madrid –en otros lados hay otras iniciativas, claro– Uno nunca puede estar seguro de que podrá impedir la irrupción, el tsunami, del Amor de Dios cuando te llega.

    Paz & Bien.

  5. Te dejo dos análisis breves (los hay más extensos) del griego y el hebreo utilizado en pasajes problemáticos además de un tema muy importante: el contexto, no la cita ciega del versículo aislado/mal traducido.
    http://www.afirmacion.cl/quedice.pdf
    http://www.soulforce.org/pdf/whatthebiblesaysspanish.pdf
    Cualquier cristiano debería saber que ciertas normas del AT tienen una función específica para ciertos tiempos en que fueron dictados, además de la existencia de una derogación tácita de muchas por el “Nuevo Pacto”.
    Es un grave problema para los cristianos no leer más la Biblia e intentar averiguar -de corazón- el sentido de sus palabras (no siempre es posible, ni siquiera estudiándola toda la vida)

    Incluso, auque Dios personalmente te dijera “ésto es así y así”, sólo Dios juzgará, no tú. Su misericordia, su amor y su perdón son inmensos. Tal vez los tuyos no lo sean. Es un problema de legalismo y religiosidad mal entendida. Un saludo y muchas bendiciones

  6. Arturo says:

    Un fallito en tu carta, jaja.

    No es cierto que el original griego utilice una sola palabra para “afeminados+homosexuales”, utiliza dos: μαλακοι y αρσενοκοιται. Tradicionalmente la primera se ha interpretado como referida a los homosexuales pasivos y la segunda a los activos, y por eso algunas traducciones (como la New International Version) escriben simplemente “men who have sex with men”.

    Por lo que he podido averiguar, este malakoi no es una palabra rara, sino que se encuentra en textos griegos varios y se traduce generalmente como homosexual pasivo, con carga peyorativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *