Sexo esdrújulo

El genio de Chico Buarque ha sido el único capaz de hacer una canción (gloriosa) rimando solo con esdrújulas.

 

Nada mejor para despedir y cerrar este blog que un intento patético de imitarle.

 

Luis siempre fue un poco cándido

y Pablo bastante tímido,

ambos sobrados de estrógenos.

 

Aquello sucedió un miércoles:

era una tarde tórrida

estaban solos en su ático

en un ambiente muy íntimo.

 

La ropa sobre las sábanas.

Luis con su cuerpo esquelético

Pablo con sus grandes músculos.

 

Sobre aquella cama trémulos

sus miembros ya no tan flácidos

asomaba el vello púbico.

 

La boca de Luis con ímpetu

se llenó de un sabor fálico.

Pablo con un increíble ángulo

le penetró muy de súbito

gracias a que era muy elástico.

 

Cada vez iba más rápido

con ritmo casi diabólico.

Sonaron gemidos gélidos

hasta correrse al unísono.

 

Así llegaron al éxtasis.

Luis saboreó aquel líquido

que tenía un sabor ácido.

 

Había sido magnífico,

un episodio casi épico.

 

Despedida en tono cómico

preguntando por el próximo.

 

 

 

Compártelo...Tweet about this on TwitterShare on Facebook11Share on Google+0Pin on Pinterest0

6 thoughts on “Sexo esdrújulo

  1. Manuel says:

    Se me encogió el corazón al leer el texto de “despedida”. Quizás porque podría haberlo escrito yo. No sirve de nada, pero, seguro que somos tantos los realmente poco amados que si nos pusiéramos de acuerdo… Seguro que podríamos acabar amándonos los unos a los otros (vaya paridas que escribo)… Y encima lo leo después de haber llorado por desamor. Espero que tengas la suerte de ser amado, o la fortuna de ser feliz sin necesitar serlo. En cualquier caso, te deseo un feliz encuentro con tu equilibrio. Gracias por los buenos ratos de lectura. Un saludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *